miércoles, 29 de febrero de 2012

Quinto Silencio: Piezas de un puzzle perdido


Bailotea con las agujas del reloj,
desafía al tiempo y cuestiona la verdad.
Duda de sí mismo y vuelve a comenzar
por el camino que solío alguna vez andar.


Busca las piezas de un puzzle perdido
pero desconoce la imagen final.
Ansioso y temeroso se dirige al reencuentro,
pero no sabe con quién se va a encontrar

Palpita las huellas que alguna vez dejó,
sin embargo no las siente nitidas,
la noche lentamente las oscureció;
ahora son borrosos garabatos dibujados en un pizzarrón

Descubre un mundo de cartón,
lo rodean ligeras miradas
y nota el aire como al vapor.
La brisa ahora es viento, y una gota una tormenta féroz.

Las piezas del puzzle no encajan
la insistencia las daña
y el tiempo sigue mostrando su cara.
Él apresura su marcha pero no oye sus pasos.

Ciego por momentos
y sordo por otros tantos ,
sigue en busca de sí mismo,
cree saberlo todo, pero no sabe nada.

¿Cómo llegar?
Es lo único en lo que piensa
lo demás se borró por completo
ya no quedan historias en su cuaderno.

Persiste en la lucha
pero con su afán de llegar se desvía.
No supo que las huellas no estaban en el camino;
las huellas siempre estuvieron en él.

No oyó sus pasos y la carretera tomó otro rumbo;
ahora la brujula marca otra dirección.
Enseguecido por la receta de cómo llegar
olvidó que la fórmula estaba en sus pasos.

martes, 28 de febrero de 2012

Cuarto Silencio: Disfraces



Palabras disfrazadas de silencio
silencio que nadie oye, ni quiere oír
¡Quema! El fuego se expande
y se rompen los cristales.

Cada vez queda menos
y cada vez quiere menos
le arden las miradas frías
y los abrazos programados.

Indiferencia camuflada en interés
Crees lo que yo quiero que creas
ves lo que yo dejo que veas
Ya no piensas, cada vez sientes menos.

Florece al fin, la primavera
desparrama colores a un mundo gris
pero sin embargo él, siente el frío en sus dedos
y oye el silencio eterno de sus palabras.

Camina rodeado de lo que cree influencias
pero no son más que modelos impuestos
Nadie tuvo el derecho a elegir
corren la carreras para cumplir con los esquemas.

Cada uno piensa que escribe su historia,
seguro quieres instrumentos
pero no,  yo no te guío a ellos;
trazo tu camino en el papel.

Con el viento se fueron sus ideas
ahora no es más que un cuerpo
Ya no cree, ya no decide;
existen quienes lo hacen por él.

Respira, observa y escucha
dale lugar a tus palabras
no las transformes en silencio
rompe las cadenas de la jaula
y escribe tú mismo en tu propio papel.